Miércoles 01 de Diciembre de 2021 | 15:05 hs.
Rio Grande
Max:°C | Min:°C
V: Km/h VD:
Ushuaia
Max:°C | Min:°C
V: Km/h VD:
Islas Malvinas
Max:°C | Min:°C
V: Km/h VD:
Alimentación | 10.10.2021  

Empieza un nuevo round entre defensores y críticos del etiquetado frontal en los alimentos

Tras la falta de quórum que tuvo la sesión del miércoles pasado en Diputados para tratar el proyecto de “etiquetado frontal” de los alimentos, ya aprobado en la Cámara de Senadores en octubre del año pasado, el oficialismo volverá a la carga esta semana para intentar convertir la iniciativa en ley y los empresarios del sector de alimentos y bebidas harán lo propio en el sentido contrario.

Fuente: www.infobae.com

Desde diversas cámaras que agrupan a las compañías de este sector aseguraron que moverán todas sus fichas para lograr, como mínimo, suavizar el impacto de la norma con algunos cambios.

Una de las mayores preocupaciones de la industria radica en la falta de armonización al interior del Mercosur con respecto al etiquetado. Cada uno de los países avanzó por caminos individuales y por eso se estima que generará un fuerte perjuicio para el comercio al interior del bloque, ya que cada destino requerirá una etiqueta diferente. En el caso de Brasil, el perfil nutricional no es tan estricto como el que pretende el proyecto local y la imagen es la de una lupa.

Además, los empresarios insisten en que, tal como está redactada la iniciativa, más del 90% de los alimentos que se comercializan en la Argentina llevarán algún sello negro -de exceso en grasas, azúcares, sodio y calorías- y una gran cantidad de ellos también deberán incluir leyendas que alertan sobre el consumo en niños de los productos con edulcorantes y cafeína.

Desde la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) insisten en el hecho de que, al considerarse el perfil nutricional de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), “casi la sola presencia de azúcares, grasas y sodio, sean estos agregados o intrínsecos, supera los límites establecidos”, por lo que la gran mayoría de los productos vendidos en la Argentina quedarán etiquetados con el sello negro. Y alertó además que alimentos que están dentro de los grupos recomendado por las guías alimentarias para la población argentina elaboradas por el Ministerio de Salud de la Nación, con mínimo grado de procesamiento y sin agregado de nutrientes críticos, al no haber sido exceptuados por el proyecto de ley, también llevarían advertencias.

 

Exigencia confusa

A diferencia de los parámetros que se utilizan en otros países de la región para determinar qué alimentos llevan o no el sello -o la marca que fije cada lugar-, el proyecto que está en tratamiento en el Congreso adhiere estrictamente al perfil nutricional de la OPS, y el límite es relativo al aporte que el nutriente hace al total de calorías. Esto genera que en productos de bajas calorías, incluso cantidades pequeñas del nutriente dispara el sello, por lo que para el consumidor termina resultando confuso.

Es decir que un producto que tiene 1 gramo de azúcar y 30 calorías tendría sello, mientras que otro con 9 gramos de azúcar y 400 calorías no lo tendrían. Se toma en cuenta la incidencia de este nutriente en las calorías totales en lugar de tomar el valor absoluto de azúcar, en este caso, como hacen en otros países.

En la industria alertan que “el consumidor tenderá a creer que es más perjudicial el alimento con sello, cuando otro sin sello tiene más calorías. En el caso del azúcar, si ese cociente es superior al 10%, lleva sello. Pero los umbrales son bajos para todos los nutrientes (grasas y sodio)”.

Otro ejemplo planteado por la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas sin Alcohol (Cadibsa) es el siguiente: “un producto a base de leche de soja con sabor a manzana que tiene 2,5 gramos de azúcar cada 100 ml llevará el mismo sello negro que una botella de jugo exprimido que no tiene azúcar agregada, y el mismo que otra bebida con 7,5 gramos”.

A su vez, en el caso de los productos “light”, que tienen una reducción de azúcar, pasará lo mismo. Si superan el umbral, que es bajo, llevarán el octógono negro, independientemente de si tiene más o menos cantidad de este nutriente crítico. “Dejan de tener sentido los esfuerzos que se vienen haciendo desde las compañías de bebidas para reducir la cantidad de azúcar en los productos, ya que si sale la norma tal cual está, no se podrá diferenciar y para el consumidor, será todo lo mismo, con el agravante de que los que a su vez llevan edulcorante tendrán la leyenda de que no es recomendable su consumo en niños”, contó una fuente de una importante firma del rubro.

Se estima que dejan de tener sentido los esfuerzos que se vienen haciendo desde las compañías de bebidas para reducir la cantidad de azúcar en los productos, ya que si sale la norma tal cual está, no se podrá diferenciar y para el consumidor, será todo lo mismo

De ahí que estiman que a las empresas, entonces, les convendrá optar por dos caminos: o mantener los niveles de azúcar necesarios para darle sabor a las bebidas sin el agregado de edulcorantes -tendrán sólo el sello negro- o directamente eliminar el azúcar y que el envase entonces sólo contemple la leyenda.

A su vez, los productos lácteos que están dentro de los grupos recomendados para la población argentina, quedarían etiquetados con tres sellos considerando lo establecido por el proyecto de ley, ya que el mismo no los exceptúa ni considera el contenido intrínseco de cada uno de estos nutrientes en el producto, como ser la lactosa (azúcar) o grasa de la leche. A su vez, la leche entera y la descremada tendrían ambas tres sellos.

De todos modos, coinciden en las compañías, el impacto de los sellos en las ventas será inicial, ya que en otros países, como en Chile, no sólo se percibió que luego de un tiempo los consumidores se habitúan a estas etiquetas y le restan importancia -más aún si el 90% de los productos la tienen- , sino que tampoco ha generado una reducción en los niveles de obesidad. En la Argentina, debería suceder lo mismo, argumentan en el sector privado.

Desde diversas cámaras empresarias se ha transmitido a los diputados los efectos adversos de este proyecto, que también cosechó gran cantidad de voces a favor. La iniciativa es apoyada tanto por actores locales que militan la alimentación saludable como por organismos internacionales, entre ellos la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Unicef y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Sostienen que beneficia a los consumidores en el sentido de que los advierte sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías y que además promueve la prevención de la malnutrición, la obesidad y la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles.

Los empresarios plantean que no están en contra de avanzar en una normativa que brinde información sobre la calidad nutricional de los alimentos, pero remarcan que deben hacerse cambios al proyecto para evitar distorsiones que confunden al consumidor -modificar los parámetros de cálculo- y apuntar a la armonización de esta norma con el resto de los países del Mercosur. En cuanto al tiempo de adaptación, la iniciativa plantea seis meses y el sector privado reclama dos años.

El proyecto también fue cuestionado por la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN), al afirmar que “puede ser motivo de interpretaciones incorrectas para muchos alimentos” y enfatizar que “muchos consumidores se verían desalentados para consumir alimentos de buena calidad nutricional como vegetales congelados, legumbres envasadas, lácteos o alimentos reducidos en calorías, azúcar o grasas, ya que sus características especiales no podrían ser exhibidas en forma diferencial en el etiquetado frontal”.

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

* campos obligatorios

0 COMENTARIOS

Newsletters

Suscríbase a nuestras novedades.

síganos